Amor desde la perspectiva económica

¿Cuál sería un óptimo punto de partida para preguntarse qué hace la economía comentando del amor? ¿Acaso la economía no incluye los temas de los elementos pocos y las pretenciones insatisfechas, principalmente en libre mercado?. Claro que sí, de eso trata esa ciencia, y ello no le resta méritos al esfuerzo de enfocar el cariño. Desde la visión de la economía, más bien la enriquece. el amor y economía no son muy compatibles pero se puede encontrar una solución.

El cariño

El cariño es una expresión de sentimiento hacia otra persona que jura reciprocidad, porque por sí solo es insuficiente y muestra pretenciones para que él logre mantenerse con vida. Como puede apreciarse en la definición del amor, la economía está presente por lo menos con los conceptos de demanda y oferta, por aquello de la reciprocidad, y el de la escasez, porque hay necesidad.

En una proximidad delimitada, las pretenciones van desde la empresa, el aprecio, los cuidados, el sexo hasta la custodia física y monetaria. Para hallar la agrado de esas pretenciones es condición demandar de ellas, al tiempo que se jura hallar quién la oferte.

Por el lado de la demanda, quien agencia amor necesita información y en un mercado imperfecto como el sentimental, la mayoría de las veces la data es insuficiente y de baja calidad; y como el corazón trata parte sustancial de la información, complementando al cerebro, entonces la exposición al compromiso de quien demanda es alta.

amor y economía Teoría

En la teoría económica de la demanda hay bienes llamados sustitutos. Si tu tipo de demanda es elástica, como entre otras cosas. El valor de la carne de res en relación a la de pollo. Si la primera sube de precio y la segunda no, el cliente tiende a sustituirlo por el pollo. Pero como el tipo de demanda del amor es inelástica, esto es si el valor del amor de tu vida sube, no lo sustituiría por ningún otro, aunque estos bajen de precio y te transporta a continuar amándolo todavía si la contra parte deja la relación.

Si ahí Cariño todo se puede

En el cariño no existe rivalidad especial, nadie tiene ingreso en calidad y cantidad a los mismos escenarios de información, produciéndose una asimetría en pos de quien tiene las características y atributos para agradar la demanda.

Por el lado de la oferta, quien tiene los atributos y características para agradar a las pretenciones indicadas las exhibe y consecuentemente las da, y es conquistado por la demanda. Entonces hace aparición el punto de acercamiento, el de equilibrio entre la oferta y la demanda, y comienza el desarrollo hacia la conquista de la alegría, maximizando los dos el confort, vale decir el cariño.

hasta ser monopólicos como proveedor de los mismos, o mono-psónico si está en condición única de poder adquirir los atributos.

Desde el enfoque del economista, enamorarse supone detallar una relación de monopolio. Y con el proveedor de las pretensiones. De ahí las diferentes de sumisión de parte de quien demanda y dominio por quien da los atributos. Por ello supone que uno paga un precio más prominente que el otro. Y de forma que en la relación interpersonal del amor no se produce una relación recíproca especial. Aunque en oportunidades tienda a llevarlo a cabo.